<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d16691433\x26blogName\x3dHiigara:+Our+Home.\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://tecnocore.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://tecnocore.blogspot.com/\x26vt\x3d-5713814726175347105', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

About

Mi nombre es Angel Luciano, me interesa la poesia, la musica, escribir y espero algun dia estar viajando por todo el mundo, o al menos por buena parte de el, me encanta la naturaleza pero no soy hippie, mato conejos y animales de Deus para comer, etc etc... no me mido para no herir mentesitas de la creacion asi que si me quieren leer, muy bien =).

El poema Feo 2010-10-15 |

Escrito en alguna parte de 2009, estoy juntando mi recopilacion de poemas a ver que tal, imprimo un folleto o algo...

¿Que les parece este?

Tan tuyo, y tan de nadie más.

Hoy hice un poema feo,
sí, un poema mediocre, en desuso,
cuasiforme y alcohólico,
medio autónomo y por definición, confuso.

Le di vida de madrugada, a ciegas, a tientas,
casi a rastras, y lo dejé salir al parque.
Las muchachas que lo vieron
se quedaron asustadas,
las madres corrieron
a proteger a sus hijas de sus letras.

Los padres lo miraron feo,
las hermanas lo desdeñaron.
Un pájaro torció el vuelo al verle la cara desnuda.
Un niño rompió en llanto, creyéndole un monstruo,
creyéndolo un abismo sin vertiente segura,

vagabundeó por las calles de nuestra ciudad,
esta ciudad, la tuya y la mía,
y el pueblo dijo que no era un buen poema,
y no lo era, de hecho.

Pero...
... ah, ¡¡¡siempre están estos peros!!!,
el poema te reconoció...
llegó a las puertas de tu casa
y quedo, muy quedo, tocó...
Y lo recojiste entre tus brazos,
lo leíste con tus ojos profundos y de fuego,
lo mimaste con tus labios, le pusiste zapatillas de cristal.

Le curaste los espantos,
del mal de ojo y de toda enfermedad.
Sanaste sus heridas, remendaste sus despojos,
le diste vida, tanta vida, lo llenaste de sonrojos,
y sí, ¡lo hiciste pleno!

Y entonces todos querían al poema,
pero era tuyo, tan tuyo y tan de nadie más,
porque un poema, niña mía, amor mío,
no sólo sabe ser agradecido,
es por definición, leal...

Y este poema es tuyo,
tan tuyo,
y tan de nadie más...


Saludos!

--Angel Luciano

Dialogo entre mi sobrina y yo. 2010-10-12 |

Definitivamente las chiquilladas me alegran el dia jajaja, esto acaba de ocurrir de camino de la escuela a la casa, al traer a mi sobrina:

Angel: Mira todavia hay cadillos! Esos se te pegan a las patas!

Fer: Ay tio...No se dice patas, patas tienen los animales, se dice "pies" o "piernas"

Angel: Aaaayyyy... pues, es que yo no sabia eso.

Fer (Haciendo voz de "estas tonto apaaaa": Ay, pues por que no eres listoooooooo.

Angel: Pues es que tu si vas a la escuela, por eso sabes.

Fer: Ay tio, tu ya fuiste, desde chiquito hasta grande, son cosas que ya deberias saber!


Jajaja, definitivamente como dice mi señora madre, ya vienen con chip integrado xD, aparte le dieron un "cool hat" de Cristobal Colon en la escuela y a mi no :/



--Abur, buen dia!

Donde pongo la vida pongo el fuego... 2010-10-10 |

Me traumo este poema, ;)

PARA QUE YO ME LLAME ÁNGEL GONZÁLEZ

Para que yo me llame Ángel González,
para que mi ser pese sobre el suelo,
fue necesario un ancho espacio
y un largo tiempo:
hombres de todo el mar y toda tierra,
fértiles vientres de mujer, y cuerpos
y más cuerpos, fundiéndose incesantes
en otro cuerpo nuevo.
Solsticios y equinoccios alumbraron
con su cambiante luz, su vario cielo,
el viaje milenario de mi carne
trepando por los siglos y los huesos.
De su pasaje lento y doloroso
de su huida hasta el fin, sobreviviendo
naufragios, aferrándose
al último suspiro de los muertos,
yo no soy más que el resultado, el fruto,
lo que queda, podrido, entre los restos;
esto que veis aquí,
tan sólo esto:
un escombro tenaz, que se resiste
a su ruina, que lucha contra el viento,
que avanza por caminos que no llevan
a ningún sitio. El éxito
de todos los fracasos. La enloquecida
fuerza del desaliento...